Por qué deberías practicar el liderazgo compasivo
2019-03-29 La compasión presenta múltiples ventajas: reduce el estrés, fomenta estados de ánimo positivos y genera un ambiente de seguridad psicológica.

Te explicamos cómo cultivarla en tu empresa para transformarte a ti mismo, a tus empleados y a la sociedad.

- Fomenta una cultura de la compasión más amplia. (Humanidad compartida)
- Aprende a tratarte con compasión. (Autocompasión)
- Cultiva la compasión consciente con los demás.


1.- Empieza contigo mismo. Para tener compasión con los demás, primero debes aprender a ser compasivo contigo mismo. Solemos ser muy duros con nosotros mismos. Debemos volver a entrenar nuestra mente y romper con el autoderrotismo.

2.- Sé consciente de los demás. Una vez que hayas aprendido a tratarte con más compasión habrá llegado el momento de hacer otro tanto con tus colegas y los miembros de tu equipo.

3.- Escucha activamente. Para comprender el mundo interior de otra persona, has de escuchar activamente.

4.- Céntrate en la historia. Con lo que empatizamos no es tanto la persona en sí como la situación que le afecta.

5.- La práctica hace al maestro. La empatía no es algo que puedas encender o apagar con un interruptor. Debe convertirse en un hábito, y eso exige practicarla.

Fuente: “Mindfulness at work: paying attention to enhance well being and performance”. Oxford Handbook of Positive Psycology and Work. Oxford University Press.